Regresión logistica en la evaluación de la esporulación de micorrizas en pasto bothriochloa pertusa (l) a. Camus.
Logistic regression in assessing the sporulation of mycorrhizae in bothriochloa pertusa (l) a. Camus pasture.

Contenido principal del artículo

Autores

ALEXANDER PEREZ C

JUSTO FUENTES

Resumen

El objetivo del presente trabajo fue obtener una función logística o función de probabilidad que permitiera medir las posibilidades de ocurrencia del evento esporulación de hongos formadores de micorrizas arbusculares nativos, asociados al pasto Bothriochloa pertusa (L) A. Camus, localizas en fincas ganaderas de cuatro zonas agroecológicas, municipio de Corozal, Colombia, como respuesta a la actividad de ciertos factores químicos del suelo tales como: pH, Materia Orgánica, Fósforo, Potasio. Las muestras de suelo fueron colectadas en fincas ganaderas sembradas con pasto colosuana. El aislamiento, el conteo de esporas/ 100 g de suelo y la identificación de los hongos fue realizadas en el laboratorio de microbiología de la Universidad de Sucre. El modelo o función de probabilidad creada fue utilizado para medir las posibilidades de ocurrencia de la esporulación como respuesta a la presencia de ciertos factores químicos del suelo. Para obtener esta función logística se determinó la importancia de cada uno de estos factores de riesgo y sus posibles interacciones. Fueron muestreadas 48 fincas ganaderas distribuidas en cuatro zonas agroecológicas diferentes, la cantidad esporas/ 100 de suelo, oscilo entre (900) 2600 – 4000 (7300); se aislaron 31 morfotipos nativos de hongos formadores de micorrizas arbusculares distribuidos en dos géneros Glomus y Gigospora, predominando en su mayoría especies del género Glomus. El proceso de modelación logística encontró que los factores que mejor explican el fenómeno de la esporulación de hongos formadores de micorrizas asociados a rizosfera de pasto colosuana fueron el pH y el Potasio.

Palabras clave:

Detalles del artículo

Referencias

AGUILERA MARÍA. 2005. Economía Regional: La Economía del Departamento de Sucre: Ganadería y Sector Público. N° 63, p. 54.

AHN-HEUM, E.; GAIL, W.; HARTNETT, D. 2001. Effect of ungulate grazer on arbuscular mycorrhizal simbioses and fungal community structure in tall grass prairie. Mycología 93 (2), p. 233 – 242.

AZCON, C. y BAREA, J. 1980. Micorrizas. En: Investigación y ciencia. V 47, p. 8.

AZCON, C. y BAREA, J. 1996. Interacciones de las micorrizas arbusuclares con microorganismos de la rizosfera. Micorrizas: Recurso Biológico del suelo, Fondo Fen en Colombia. Bogotá: Ediciones Eduardo Guerrero Forrero, p. 50.

BAGO, B.; AZCON, C.; PICHE, Y. 1998. Architecture and developmental dynamics of the external mycelium of the arbuscular mycorrhizal fungus glomus intraradices grown under monoxenic conditions. Mycología, 90 (1), p. 52.

BAGYARAJ, Joseph. 1991. Ecology of vesicular – arbuscular mycorrhizae. Handbook of applied mycología soil and plants. v 1, p. 13 – 14.

BAREA , J. 1999. Importancia de las micorrizas arbusculares en el establecimiento y protección de las plantas en suelos degradados. Phytoma. Medio ambiente. Transferencia tecnológica, No. 111, p. 29.

BAREA, J. 2002. Rhizosphera and mycorrhizal of frield crops. Science and policy, p. 91.

BOLAN, N. 1991. critical review on the role of mycorrhizal in the uptake of phosphorus by plants. Plant and soil. p. 134 – 207.

BONILLA B. 2000. Utilización de hongos micorrizógenos en la producción agrícola. CORPOICA. Boletín de investigaciones, v 3, p. 44.

BOTERO L., María. Influencia de las micorrizas arbusculares sobre el crecimiento del Aliso (Almus acuminata H.B.K. Subsp acuminata) en tres suelos diferentes de Colombia. Santafé de Bogotá, 1998, 90 p. Tesis (Maestría en Microbiología). Universidad de los Andes. Facultad de Ciencias. Departamento de Ciencias Biológicas.

CORWELL, W., BEDFORD, B., CHAPIN, C. 2001. Ocurrence of arbuscular mycorrhizal fungi in a phosphorus poor wetland and mycorrhizal response to phosphorus fertilization. American Journal of Botany 88 (10), p. 1824

DANE. 2000. Encuesta Nacional Agropecuaria, Costa Atlántica, p. 16.

DANIELS, B.; SKIPPER, H. 1991. Methods for the recovery and quantitative estimation of propaqules from soil. En: SCHENCK, N. C. methods and principles of mycorrhizal search, APS Press. The American Phitopathological Society St. Paul. USA, p. 31 – 34.

GONZÁLEZ, A. 1996. Las micorrizas como biofertilizantes en la agricultura. Curso cultivo e investigación del chontaduro, CORPOICA. 208 p. ISBN 958-9129-37-4.

GUERRERO E. 1996. Micorrizas, recurso biológico del suelo. Fondo FEN de Colombia. Bogotá, 208 p. ISBN 958-9129-37-4.

HAIR, J. 1998. Multivariate Data Analysis. Prentice Hall. New Jersey. P 567.

HOSMER, J. y LEMESHOW, S. 1989. Applied Logistic Regression. John Wiley & Sons, Inc. Canadá. P. 345.

INSTITUTO GEOGRAFICO AGUSTÍN CODAZZI. 1998. Estudio general de suelos y zonificación de tierras. Departamento de Sucre, p 1-10.

INTERNATIONAL COLLECTION OF ARBUSCULAR AND VESICULAR ARBUSCULAR MYCORRHIZAL FUNGI. 2002. Invam.caf.wvu.edu/mycinfo/taxonomy.

JEFFRIES, P. Y BAREA, J. 1999. Arbuscular Mycorrhiza a key component of sustainable plant – soil ecosystems. The mycota IX, fungal associations. Edition Hock, 113 p.

LUGO, M. y CABELLO, M. 2002. Native arbuscular mycorrhizal fungi (AMF) from mountain grassland (Córboba, Argentina), Seasonal variation of fungall spore diversity. Mycologia, 94(4), p. 579-586

MENGE, J. A. and TIMMER, L. W. Procedures for inoculation of plants with vesicular arbuscular. Mycorrhizae in the Laboratory, Greenhouse, and Field. En: SCHENCK, N. C. Methods and principles of mycorrhizal research. APS Press, the American Phitopathological Society. Minnesota: Third printing, 1991. p. 59.

MORTON E. 1996. Classification and identification of mycorrhizal fungi, INVAM, Firs ICOM Workhosp. p. 1-5.

PEÑA L. 1999. Las micorrizas vesícula arbusculares (MA), una alternativa sostenible para los sistemas de producción de la zona andina de Nariño. CORPOICA. Boletín Técnico No. 9. 12 p.

PICONE Chris. 2000. Diversity and abundance of arbuscular – mycorrhizal fungus spores in tropical forest and pasture. Biotropica 32(4a), p. 734-750.

PLAN DE ORDENAMIENTO TERRITORIAL. 2002. Diagnóstico del Municipio de Sincelejo.

SALAMANCA C. 1999. Las micorrizas como estrategia de mejoramiento nutricional de pasturas y especies frutales en el departamento del Guaviare. Boletín Técnico CORPOICA No. 20, p. 1.

SANCHEZ M. 1999. Endomicorrizas en agroecosistemas colombianos, Universidad Nacional de Colombia, sede Palmira, p. 33. ISBN 958-8095-01-8.

SCHENCK N. y PEREZ, Y.1990. Manual for the identification of VA mycorrhizal fungy. Tercera Edición. USA: Synergistic Publications, p. 17.

SIEVERDING, E. 1984. Aspectos básicos de la investigación de las micorrizas vesículo arbusculares. Investigación sobre micorrizas en Colombia. Memorias sobre el primer curso nacional sobre micorrizas. Universidad Nacional de Colombia. p. 9.

SIEVERDING, E. 1983. Manual de métodos para la investigación de las micorrizas arbusculares en el laboratorio. Centro Internacional de Agricultura Tropical, CIAT. p. 121

SYLVIA, David. Mycorrhizal symbiosis. En: Sylvia, D; FUHRMANN, J.; HARTEL, P., and ZUBLERER, D. 1999. Principles and application of soil microbiology. Pretince Hall. New Jersey, p. 410.

TANG, F.; WHITE, J.; CHARVAT, I. 2001. The effect of phosphorus availability on arbuscular mycorrhizal colonization of typha angustifolia. En: Mycologia, 93 (6),. p. 1042

TOTOLA, M. y CHAER, G. 2002. Microrganismos e processos microbiológicos como indicadores da qualidade dos solos. Sociedade Brasileira de Ciencias do solo, v 2, ISSN 1519-3934.

UNIVERSIDAD DE SUCRE. 1996. Situación actual del sector ganadero en el departamento de Sucre. Sincelejo, p. 5 – 65.

VAN DER HEISDEN A.1998. Mycorrhizal fungal diversity determines plant biodiversity, ecosystem variability and productivity. Nature. Vol. 396, p. 69 - 72.

Descargas

La descarga de datos todavía no está disponible.