Gobiernos equivocados están destruyendo la dignidad de los pobres rurales

Contenido principal del artículo

Autores

LACKI POLAN

Resumen

Ese gran pensador chino ya falleció hace 2.487 años, pero sus sabias enseñanzas, especialmente la segunda de éstas, aún no llegaron a ninguno de los gobiernos de los países de América Latina. Durante más de cinco décadas todos ellos (independientemente de que hayan sido de derecha o de izquierda, civiles o uniformados, dictatoriales o supuestamente democráticos) han cometido el mismo y grave error. Todos han derrochado, y siguen derrochando, elevados montos de recursos públicos en acciones paternalistas, bajo la atractiva y cautivante denominación de "programas de erradicación de la pobreza rural". Los resultados han sido decepcionantes, pues en vez de erradicar dicha pobreza más bien está perpetuándola y hasta estimulándola. Entre otras razones, porque a los "beneficiarios" de esos programas les resulta mucho más cómodo ganar sin trabajar y sin producir, que tener que trabajar y producir para poder ganar.

Palabras clave:

Detalles del artículo

Descargas

La descarga de datos todavía no está disponible.